Charra de nacimiento, asturiana de corazón, considero un privilegio poder vivir en este paraíso que es Asturias y a mis 44 años fijé mi residencia en Gijón; Juan es mi marido y comparte pacientemente mis locuras.

Tengo dos hijas Cristina y Lucía y el quinto miembro de la familia es Trasgu, un westy; para mi la música es una parte esencial del desarrollo personal y un pasaporte a otros tiempos y lugares.

Tras 25 años de trabajo en atención al cliente, puedo decir que he tenido infinitas experiencias, tanto positivas como negativas, de todas ellas he aprendido que me encanta el trato cercano con la gente y escuchar y descubrir las inquietudes de quienes comparten conmigo sus anhelos.

Vienes a soñar conmigo?

Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal